demusa
demusa
demusa
demusa

Ablación/Mutilación Genital Femenina (A/MGF)

¿Qué es la A/MGF?

La Organización Mundial de la Salud define la A/MGF, como todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos. 

¿Qué tipos de A/MGF existen?

La Organización Mundial de la Salud diferencia cuatro tipos de A/MGF:

 

  • Tipo I o Clitoridectomia: consiste en la extirpación del prepucio del clítoris con o sin escisión parcial o total del glande del clítoris

 

  • Tipo II o Excisión: la ablación parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin escisión de labios mayores

 

  • Tipo III o Infibulación: consiste en la extirpación de clítoris (puede haber o no extirpación del mismo), labios menores y labios mayores, para posteriormente suturar la herida con el fin de unir las partes seccionadas y favorecer su cicatrización, produciendo así un estrechamiento del orificio vaginal

 

  • Tipo IV: todos aquellos procedimientos dañinos realizados sobre los órganos genitales femeninos con fines no terapéuticos

¿Dónde se realiza?

Esta práctica afecta a una población aproximada de 200 millones de mujeres y niñas de todo el mundo y aunque está especialmente arraigada en 30 países del África subsahariana (UNICEF, 2016), los procesos de globalización y los flujos migratorios actuales, hacen que se den casos de A/MGF en todo el mundo industrializado. En Europa 500.000 mujeres y niñas han sido víctimas de MGF y 180.000 niñas corren el riesgo de serlo cada año (European Parliament, 2009). Si bien, estas cifras están subestimadas, dado que no se contabilizan los inmigrantes indocumentados ni los de segunda generación, en España hay 24.000 niñas en riesgo de sufrir MGF.

Fuente: UNICEF, 2013

¿Por qué se practica?

Son divesas las justificaciones que se utilizan para mantener esta Práctica Tradicional y Perjudicial para las Mujeres y las Niñas, entre ellas destacan: 

 

  • Factores socio-culturales: La MGF se suele realizar como parte de un rito de iniciación con fuertes connotaciones simbólicas para la comunidad. Este proceso de paso a la primera etapa de la adultez no se realiza únicamente en la mujer, ya que se efectúa en ambos sexos, pudiendo incurrir en paralelismos erróneos entre MGF y circuncisión masculina. Por lo tanto es comprendida como una iniciación de las niñas a la madurez de la mujer y como un proceso de integración social que determina el papel de la mujer dentro de la comunidad.
  • Factores higiénico-estéticos: En estas comunidades, los genitales externos femeninos son considerados sucios, excesivamente voluminosos y desagradables a la vista por lo que las mujeres que los mantienen íntegros se consideran sucias y sus genitales son antiestéticos. Además también se suele hacer alusión a la dificultad de su limpieza por lo que en ciertas comunidades, a las mujeres no mutiladas se les prohíbe la manipulación de alimentos
  • Factores religioso-espirituales: Dentro de las sociedades islámicas que practican la MGF existe la creencia de que dicha práctica es un mandato sagrado. Estos argumentos se amparan en un hadiths (dichos o acciones atribuidas al profeta Mahoma), en el que se menciona, pero en ningún caso está amparado por los versos del Corán.
  • Factores relacionados con la sexualidad: El control de la sexualidad de las mujeres es uno de los principales motivos para el mantenimiento de la práctica. Este control se lleva a cabo a través de la reducción de los deseos sexuales de la mujer con el fin de garantizar la fidelidad conyugal y proteger la virginidad antes del matrimonio, factores que se asocian al honor de la familia, que asegura su aceptación en la comunidad mediante la mutilación de sus hijas. Además existen justificaciones de índole sexual que sitúan a la práctica como una forma de protección de los matrimonios polígamos y de aumento del placer sexual masculino.
  • Factores relacionados con la salud: En algunas culturas existe la creencia de que una mujer que no ha sido mutilada puede sufrir consecuencias negativas para la salud, tanto para las propias mujeres, como para sus maridos y descendencia. En algunas etnias mantener relaciones sexuales con una mujer que no ha sido sometida al corte puede llegar a ser mortal, ya que el contacto del pene con el clítoris puede desencadenar la muerte del varón. También es relativamente frecuente encontrar culturas en las que se afirma que la MGF facilita el parto y la fertilidad de las mujeres. Por otro lado, en algunos lugares de Egipto, existe la creencia de que es una medida protectora contra el consumo de drogas por parte de la mujer . También se pueden encontrar testimonios del papel preventivo del corte en la trasmisión del VIH/SIDA.

 

 

¿Qué consecuencias tiene para la salud de las Mujeres y las niñas?

Las consecuencias para la salud integral de las mujeres y las niñas las podemos clasificar en:

 

  • Complicaciones físicas
    • Inmediatas: Hemorragias, dolor severo, infecciones, transmisión de enfermedades infecciosas, retención urinaria,  shock, la muerte
    • A largo plazo: dolor crónico, infecciones vesicales y urinarias recurrentes, cicatrización anormal, mayor vulneravilidad a enfermedades de transmisión sexual, dismenorrea...

  • Complicaciones obstétricas: esterilidad, aumento de la probabilidad de sufrir complicaciones durante el parto, fistulas obstétrico-ginecológicas, aumento de morbimortalidad perinatal y martena.

  • Complicaciones psicosociales: diversos cuadros psicopalógicos relacionados con el corte, principalmente Sindrome de estrés postraumático.

  • Complicaciones sobre la sexualidad: anorgasmia, disminución o ausencia del deseo erótico, dispareunia, vaginismo, frigidez y miedo o rechazo a las relaciones sexuales. 

¿Qué podemos hacer como profesionales socio-sanitarios?

Recomendaciones para una actuación preventiva idónea:

 

  • Conocer tanto  las características y peculiaridades del acto como de la forma de actuación y medios de los que se disponen.
  • Es preciso actuar de forma respetuosa de forma que se facilite el diálogo con el fin de conocer las justificaciones utilizadas por la familia para seguir realizando esta tradición.
  • Actuar en base a la información obtenida.
  • Garantizar la intimidad y confidencialidad. Tratarlo como cualquier otro problema de salud, planteando preguntas con naturalidad y utilizando un lenguaje adecuado para no herir los sentimientos de las mujeres ni de las familias.
  • No es conveniente hablar del tema en la primera consulta, sino esperar a que se
    haya creado una relación de confianza para orientar la historia clínica hacia la A/MGF,
    así como sus complicaciones y secuelas.
  • Ante mujeres susceptibles de tener practicada la A/MGF la primera visita tampoco es la más indicada para realizar la exploración ginecológica, que se retrasará a visitas posteriores.
  • Elegir cuidadosamente la terminología, evitando expresiones que denoten culpa o
    rechazo.
  • Lo más idóneo para abordar la cuestión de la MGF es aprovechar las diferentes
    consultas, tanto durante el embarazo como las efectuadas en planificación familiar
    o ginecológicas, así como en consultas dentro del Programa de Salud Infantil, o de
    manera oportunista, cuando las mujeres acuden a consulta a demanda por temas que
    pueden tener alguna relación con la mutilación genital.
  • Es fundamental contar con el apoyo de su pareja o con otras mujeres de su comunidad
    o entorno.
  • Explicarles los protocolos existentes así como las actuaciones e intervenciones que
    recogen.
  • Para delimitar la existencia o no de un riesgo potencial de A/MGF debemos estar atentos a los factores de Riesgo o de Riesgo Inminente (Ver tabla 1)
  • La forma de actuación viene resumida en la tabla 2. 
  • Visita los recursos de abordaje en diferentes idioma:
Tabla1. Factores de Riesgo de A/MGF
Tabla 2. Abordaje de casos

Fuente: Demusa.org

Abordaje por parte de los y las profesionales sanitarios/as

Abordaje por parte de los y las profesionales de Educación

Abordaje por parte de los y las profesionales de trabajo social

Más información y recursos en Enlaces recomendados

 

En caso de necesitar ayuda en la gestión de un caso puede consultarnos a través de: contacto@demusa.org

Publicaciones recientes

Protocolo Sanitario para la Prevención de la Mutilación Genital Femenina en la Región de Murcia
PROTOCOLO DEFINITIVO05 imprenta.pdf
Documento Adobe Acrobat [5.5 MB]
Reflexiones sobre el papel de Enfermería en el abordaje de las Mutilaciones Genitales Femeninas
Art. Demusa.pdf
Documento Adobe Acrobat [341.2 KB]

Curso de formación sobre MGF

Programa de Sensibilización y Formación sobre MGF
Programa de Sensibilización y Formación.[...]
Documento Adobe Acrobat [183.6 KB]

¿Quieres hacerte socio/a?

Si quiere unirse a nuestra asociación, acceda a la sección Colabora y háganos llegar el formulario de inscripción. ¡Le esperamos!

Contacto:

DEMUSA
C/ Salvador de Madariaga 5B
30009 MURCIA

 

contacto@demusa.org

También puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de las redes sociales.

Recomendar esta página en: